El derecho de retención en el Futbol Base

El derecho de retención en el Futbol Base

Junio 2015

Una de las cuestiones que más se suceden en categorías inferiores es la un jugador que quiere cambiar de equipo pero que se encuentra vinculado por una licencia cuyas vinculaciones van más allá de las que el jugador y sus propios padres pensaban.

Quien firma una ficha federativa debe conocer y ser debidamente informado de que según el Reglamento RFEF, los futbolistas con licencia ”Juvenil ” se comprometen con el club que los inscribe, a permanecer en él hasta la extinción de la licencia que lo será al finalizar la temporada en que cumplan diecinueve años, salvo baja concedida por aquél o acuerdo suscrito por ambas partes reduciendo su duración a una o dos temporadas; por lo tanto, es importante que en la ficha federativa se firme en el recuadro correspondiente a la duración para evitar equívocos.

Al cumplir el futbolista la edad reglamentaria para pasar de categoría permanecerá afecto al club como aficionado durante las dos temporadas siguientes, salvo que le sea concedida la baja por el club, que el club participe únicamente en competiciones juveniles, que no se presente su licencia a renovación antes del 20 de agosto de cada temporada, por acuerdo de las partes o que se haya firmado otra duración en la licencia.

En el caso de los futbolistas que firman su ficha en edad cadete extinguirán su compromiso al finalizar cada temporada, excepto la última de su licencia, en que seguirán adscritos a la disciplina de su club, si éste tiene equipo de categoría juvenil, salvo baja concedida por la entidad o acuerdo suscrito por ambas partes conviniendo que el futbolista quede libre de compromiso al finalizar la última temporada de su licencia.

Es decir que tanto en el caso de jugadores en edad juvenil como cadete, al cambiar de categoría el club puede mantener al jugador en su disciplina por lo que resulta muy importante tener convenientemente documentado el tiempo por el que se firma y su eficacia temporal, pues en otro caso el club, pude retener al jugador e incluso renovarlo automáticamente, obligándole a mantenerse en su disciplina en contra de su voluntad o tenerle sin jugar varios años si no se quiere incorporar a la misma.

Manuel Asensio

@asensioabogado